Follow by Email

viernes, 26 de febrero de 2016

A las 9.30 h. del 26 de Febrero de 2016


Escribo estas notas, después de haber asistido ayer por la tarde a una reunión parroquial, en la que hablamos, ¡cómo no! De la misericordia. La reflexión iba normal; pero “increscendo”, y apareció la cita de Mateo “Lo que hagáis a uno de estos pequeños a mí me lo hacéis”. Yo ante esa cita, me siento pequeño, incapaz de hacer algo grande, enredado en “negocios de poca monta, cuando está ardiendo el mundo”, según decía santa Teresa, “viendo los toros desde la barrera”, como escribía ayer en este mismo blog; pero al final, el monitor dijo algo muy interesante: “Hagamos, lo que hay que hacer cada día, con amor” y eso fue una iluminación. Lo otro es soberbia, engreimiento, vanagloria, para que digan: ¡Que buena persona es fulano! Y resulta que fulano, discutió con el vecino, por no sé qué historia de la escalera del garaje…

Acabo de escuchar una charla del P. Chus Villarroel en YouTube. Aquí está el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=moctdoiY1LI

Y habla de la mujer de los 28344 rosarios, “para hacer méritos” y el P. Chus lo desmonta de una manera muy convincente, según la famosa cita de Juan. No hagas las cosas para hacer méritos, hazlas porque Dios te ama y quiere que tú ames también. “Deja que el Señor te inunde con su Espíritu de Amor”, como dice la canción. Deja actuar al Espíritu Santo. Olvídate de ti. Dice también el P. Chus: reza, el rosario o lo que quieras; pero no para hacer méritos, sino para dar gracias a Dios por el Espíritu y que ese Espíritu actúe en ti, para que obres según él y no según tus deseos. Pone el ejemplo de las monjas de la Mª Teresa, que  se quejaban de que la oración matinal era muy larga y además coincidía con la hora de recoger a los ancianos. Iba a contar lo que les respondió la Madre Teresa; pero lo entenderéis mejor si escucháis la charla, que  engancha casi desde el principio. Dura 27 minutos y se hace corta, creedme.

Poco más tengo que añadir a esta entrada, salvo una oración: ven Espíritu divino, manda tu luz, pues la necesitamos y mucho.

Gloria al Señor

miércoles, 24 de febrero de 2016

Impotencia


Cuando se están “viendo los toros desde la barrera”, no se está bien, aunque uno sea “taurófilo”. Yo ni soy taurófilo ni se torear, ni tengo capote. Pero no me refiero a los toros de las corridas, ni de las vaquillas. Me refiero a los “toros de la vida”, que también se pueden ver desde la barrera, sin pasar por “las tardes de corrida, bajo el fuego de la arena”, como reza el P. Guervos en el famoso pasodoble a la Virgen de la Peña de Francia, pidiéndole a la Señora, protección con su gracia, para rematar la faena.
Lo peor es que desde esta barrera se ve todo el mundo, gente buena, gente menos buena y hasta mala. Acabo de leer dos documentos de Fructuoso Mangas, que he puesto en el blog y al mismo tiempo he recibido la noticia de la jubilación de ciertos funcionarios en Bruselas, que por no hacer prácticamente nada de provecho y muchas veces de “desprovecho” pueden jubilarse prácticamente sin haber cotizado con 9x10 elevado al cubo de euros al mes. ¿Se imaginan lo que haría un desgraciado del tren “la bestia” con 9000 euros?
No sigo escribiendo. Me da vergüenza estar en la barrera, sin capote y sin ganas de torear. Tampoco vale el socorrido ¡Que Dios reparta suerte!, pues ya la ha repartido; pero alguien la ha vuelto a repartir. El otro día comentaba con una de las chicas que están captando socios para ACNUR por la calles, del terrible drama de los campamentos, algunos con ¡un millón de refugiados! (cinco veces Salamanca) y me comentaba, que terminaría cuando quisieran los poderosos.

Mi pregunta sigue en pie, ¿cómo bajar al ruedo? En la barrera se está bien; pero algo por dentro te dice: ¡Hay que bajar!
Un tren llamado “la Bestia”
Texto de Fructuoso Mangas Ramos
23.2.16

Las Patronas son un grupo de mujeres voluntarias de la comunidad La Patrona, en Veracruz (México), que desde 1995 dan alimentos y asistencia a migrantes a su paso por esa población junto a Veracruz; principalmente al paso del tren La Bestia, lanzando con habilidad y riesgo agua y comida a los  pasajeros. Su trayectoria en la asistencia y defensa de derechos de los migrantes les ha merecido el Premio Nacional de Derechos Humanos 2013 en México y fueron nominadas al Premio Princesa de Asturias de la Concordia en 2015.
El tren «la Bestia» (también conocido como “de la muerte», o de «los Desconocidos» o de “las moscas”) es una red de trenes de mercancías que utilizan los inmigrantes de Centroamérica hacia Estados Unidos para atravesar México. La realidad es tan brutal que ha dado lugar a películas, ensayos y novelas que describen esa aventura de riesgo y de muerte.
Este modo de viajar, subidos en todos los rincones de cada tren de mercancías, es por supuesto ilegal y además extremadamente peligroso. Se estima que anualmente 500.000 inmigrantes, la mayoría de origen centroamericano, continúan utilizando de pésima manera y en condiciones extremas estos trenes de mercancías para llegar a Estados Unidos.[]
El viaje en tren comienza en Chiapas, pasa por Oaxaca; se detiene en México capital, donde tienen que cambiar de tren para salir, también en mercancías y amontonados en los techos, hacia Ciudad Juárez o Matamoros en la frontera con EE.UU. Han recorrido 2.500 kms. a lo largo de semanas infernales.
Muchos han muerto o desaparecido por el camino, sobre todo mujeres, adolescentes y niños. La ruta de huida hacia el norte incluye robo y asalto, extorsión, intimidación y amenazas, corrupción, destrucción de documentos, detenciones sin asesoría legal y actos de agresión sexual, raptos y secuestros. Escribía  Joseph Sorrentino, "las estadísticas son terribles". El ochenta por ciento de los inmigrantes serán asaltados o robados y el sesenta por ciento de las mujeres inmigrantes serán violadas. Son individuos ilegales en un tren de carga, es decir, mercancía a la que robar o secuestrar para extorsionar a las familias o para la esclavitud encubierta o para la trata de niños y de mujeres. Nunca fue tan fácil. ¿Quién los va a reclamar si los matan o los tiran del tren en marcha o si los secuestran? La mayoría de ellos no lleva ni documentación para evitar ser deportados si los detienen. Son los nadies.
De ellos hablaba el Papa Francisco en Chiapas, donde suben al tren: Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!, perdón hermanos. El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita a ustedes”. Y a ellos abarcaba en Ciudad Juárez al denunciar: Los migrantes son esclavizados, secuestrados, extorsionados, muchos hermanos nuestros son fruto del negocio de tráfico humano, de la trata de personas; no podemos negar la crisis humanitaria que en los últimos años ha significado la migración de miles de personas por tren, por carretera o a pie…
En esa situación surgen grupos de ayuda como Las Patronas que ofrecen, no sin algunos riesgos, alimentos, refugio, ropa y medicinas. El Gobierno mira para otro lado y de vez en cuando detiene a grupos enteros por situación ilegal, de forma que cada año son deportados a sus países de origen unos 70.000, que volverán a intentarlo en cuanto les sea posible.
Este corredor de migrantes México - EE UU es el más importante del mundo según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Y es verdad que nos cae tan lejos que muchos de nosotros ni sabemos que existe tal fenómeno humano, dramático, diario, terrible y mortal para cientos de miles de personas que prefieren ese riesgo, tan cierto, antes que la existencia bajo el hambre y la nada que sufren en sus países de origen. Y está bien cerca de nosotros, más cerca que Acapulco y casi tanto como Cancún, y nos afecta lo sepamos o no, lo queramos o no. Lo que desconocemos también existe y no es menos mío porque yo lo desconozca, ¡faltaría más!
Y hablo de esto porque está ahí y es un dolor grande que no se puede ocultar. Y hablo hoy porque una de esas mujeres de Las Patronas está en España en pura campaña pidiendo esfuerzos, visibilidad y solidaridades y estará y hablará en Salamanca el próximo mes de marzo. Esté atento y ya hablaremos.


viernes, 19 de febrero de 2016

SI PUDIERA…
texto de Fructuoso Mangas Ramos
120216


Muchas veces, si no siempre, ante una cuestión profunda o de mucha humanidad me digo lo mismo: Si pudiera…
¡Si pudiera yo decirlo de tal manera que resultara claro a inevitable, si pudiera poner la palabra adecuada y la expresión justa para convencerme definitivamente de lo que digo y convencer al que me leyera o escuchara!. ¡Si pudiera decirlo tan alto y tan suave que encontrara eco hasta en el lector más reticente, si lo hubiera!.
Ahí sigue el desafío, recordado ayer en 10 horas de Oración por Manos Unidas y mañana domingo en colectas y compromisos. El temor y el temblor de media humanidad que sobrevive de hambre, sin dignidad reconocida y con la miseria y la sed de todos los días; y en el otro frente el mismo llanto por la escandalosa fragilidad de esa otra mitad del planeta, rica y prepotente, que es incapaz de gestionar con cordura y equilibrio la riqueza y la belleza de esta tierra de todos.
Ahí siguen, frente a frente, cada amanecer: los pueblos pobres del sur, con su hambre y su deuda, su sufrido comercio injusto y sus materias primas embargadas, su sanidad sin llegar y sus vacunas imposibles, su gobierno supercorrupto y su pasividad ante el blanco del norte, su conformismo y su resignación a prueba de casi todo… Pesada letanía que como mantra repetido años y años de mano en mano sirve de freno a cualquier proyecto integral.
Y los pueblos del norte de la abundancia , de los que han nacido y siguen naciendo muchos de los males del Sur subdesarrollado, desde un comercio injusto o el inútil paternalismo hasta el control de las materias primas o la pesada deuda externa alegremente provocada, pasando por el comercio de armas o las guerras internas empujadas desde fuera... La lista es tan vieja como conocida y, aunque harían falta precisiones y hasta rebajas, no deja de ser soberbia e impía.
En medio de esta quiebra caben acciones e indignaciones, proyectos y ayunos, informaciones y cambios sociales… Y hasta son casi de obligada participación para el ciudadano ocupado en cosas de humanidad. Por ahí van las iniciativas e intervenciones de Manos Unidas, como los de otras organizaciones que trabajan en ese campo, y que se concentran especialmente en este mes de febrero.
Se cumplieron hace poco mis cincuenta años (¡cincuenta años!) de trabajo como voluntario de Manos Unidas y de socio de otras organizaciones similares. En este tiempo he aprendido, he crecido, me he indignado, me he convertido (muy poco), me he apasionado y he descubierto que se puede empujar la historia y, como aquel chaval de los cinco panes de cebada en el evangelio de Juan, cada uno tiene resortes suficientes –tiempo, sentimientos, dinero, 5 panes, valores y virtudes… - para echar una mano y empujar el carro de la justicia, del desarrollo y de la dignidad para todos, especialmente para esa tercera parte de la humanidad que pide pan y reclama justicia. Y admiro de paso y a la vez a los cientos de miles de personas, de toda clase, procedencia, ideología y condición, que cada día ponen su parte, cerca o lejos, por un mundo más justo y menos inhumano.

Pero vuelvo al principio, me llevo diciendo esto medio siglo y apenas he cambiado nada en dedicaciones y solidaridades, y llevo escribiendo y hablando de esto esos cincuenta años y no he sido capaz de transmitir la ternura de la justicia y la contundencia de la misericordia en un mundo que sigue casi tan mal repartido como cuando empezaba yo a deletrear lo del hambre en el mundo de la mano de Manos Unidas hace ya… medio siglo. Si hubiera podido, si aún pudiera…

miércoles, 17 de febrero de 2016


“Alter Christus”
Poema de José María Requejo, dedicado a D. Miguel Cilleros, en su primera misa en 1950


Agradezco sinceramente a D. Miguel Cillero, el haberme permitido publicar este poema, inédito, del poeta albercano José María Requejo, que tanto escribió dedicado a la Alberca, demostrando así su amor a la tierra chica. Algunos de sus poemas se han recuperado de hojas parroquiales, encontradas entre papeles, haciedo limpieza, como el dedicado a la Eucaristía, con el título "Canción de Eucaristía" que se publicó en este mismo blog, el 1 de Junio de 2015.

Hermano, hoy te elevas airoso
En la cumbre inundada de luz.
Te contemplo feliz y dichoso
Coronando tu frente Jesús.

Fueron tiempos lejanos en flor
Cuando Cristo besara tu frente
Como Él sabe besar. ¡Con amor!
Intuyendo a la par en tu mente
Vocación de celeste fulgor.

Tú seguiste sus huellas divinas
Caminando seguro y ligero,
Unas veces por sendas de espinas
Y otras veces por plácido otero.

Porque así fue tu vida sencilla
En el seminario.
Ratos de sagrario
De una florecilla
Con estudios de un joven formal;

Juegos y emociones,
Áureos eslabones
Que engarzara un amor estival.
Ya han pasado los tiempos aquellos
Con ensueños felices no vistos.

Han pasado veloces y bellos
A ofrecer realidades: “Ser Cristo”.
“Alter Christus”, mi caro Miguel.

Ser apóstol fogoso y valiente,
Jardinero en cualquier vergel,
De aguas puras cristalina fuente.

Segador de las mieses doradas,
Son tus manos viril de oro fino,
Son dos rosas aromatizadas
Que mitigan calvarios con tino.

El mirar de Jesús en tus ojos.
En tus pies andariegos, camina,
Y en tus labios está, labios rojos,
Su palabra y sonrisa divina.

¡Otro Cristo!... ¿Qué importa fatiga?
¿Qué… si penas o sufres dolor?
¿Si tienes que ser roja espiga
Donde reine, hecho hostia el Señor?

Y ahora tú, sacerdote, permite,
Pues lo pide exaltada emoción,
Que a escuchar en silencio te invite
Entusiasta felicitación.

Yo me asocio también a este canto
Y me siento feliz al cantar
Porque siento en el alma un encanto
Que no sabe la lengua explicar.

Que tu vida holocausto de amor,
Se prolongue feliz y dichosa,
Con tus padres, que guarda el Señor
Para ver esta fiesta gloriosa.

Bien merecen preciada corona,
Son felices estando a tu lado
Muy juntitos a ti, a tu persona
Viendo al hijo Ministro sagrado.

Y allá entre los muros violeta escondida,
Que sabe rezar por tus almas cercanas
Te acompaña feliz, de lejos unida,
Quien mucho te quiere la monja tu hermana.

Gozosa y alegre la Vale está aquí
Viendo realizado un lejano soñar:
Estar a tu lado velando por ti
Y en tu ministerio poderte ayudar.

Termino pidiendo recuerdo perenne
Para estos amigos que nunca te olvidan.


José María Requejo Vicente

miércoles, 10 de febrero de 2016

¿ES POSIBLE LA IGUALDAD?
Por Isidro Barcala del Castillo,
“Isidrito”, “pa”los amigos


En torno a un problema:
matemático-político-filosófico.
-planteado de una forma trovadoresca-

 Pues..¿Sabes? que me lo pienso / Depende de cada caso.
Lo importante es VALORAR.

Y ya doy el primer paso / Con esta facilidad
Del bien y del  mal rimar.
-Pero de soldado raso-

Empiezo nada de tenso / Simplemente a recordar
Una canción infantil
Muy simple, más, muy sutil.

El tengo, tengo, tengo / Tú no tienes nada.
Tengo tres ovejas
En una cabaña.

Una me da leche / Otra me da lana
Y otra mantequilla
Para toda la semana.

Ya ves existen las partes
Y hay que valorar
Desde el que no tiene  NADA.

Y es preciso ayudar.
A la que tiene de todo
Con una FINALIDAD.

Por lo cual es muy simpático
Que quien plantea un problema
Sea abuelo y matemático.

Nunca vale el “tonto ejemplo” / Que sea  por practicar
Siempre debe de llevar
El más claro y firme intento.

Como así lo hizo el abuelo.

Porque existe mucho lelo / Que dice cual trece y martes
En  España quien reparte
Coge las mejores partes.

Pues ¡Quitémonos el velo!
-Séneca, Platón, Descartes,…
Y la mirada en el cielo.


martes, 9 de febrero de 2016

Se trata de complicarnos la vida: a partir de la fórmula de Herón, llegar a que el área del triángulo es igual a la mitad de la base x la altura. Realmente, como decía Santa Teresa: "El mundo está ardiendo, para entretenerse en negocios de poca monta"; pero "hay gente pa too..." y otros hacen sudokus.
Sea como sea, disfrutadlo
Si os interesa, pinchad en el enlace:
https://drive.google.com/file/d/0B01F6QyyJ0mUbmZhempGOF83VUk/view?usp=sharing

sábado, 6 de febrero de 2016

¿Será esta la solución a la ecuación de primer grado que planteamos en la entrada anterior de este blog?
Según Isidro Barcala:


-Cuando el “Lila va a tí”-
No Temas, también hay poemas.

El problema de las perlas / no puedo solucionar.
Tendría primero que verlas / Clara es la realidad.
Si son de bisutería “/  ¡Qué importa la  cantidad?
Hay quien de eso no se fía / Y  tendría que analizar.

EL TEMA QUE NOS OCUPA

El problema es del abuelo  / que se empeña en complicar
Al pobrecito mozuelo.
Lo demás es calcular.

Dad a todos por igual / no tendréis tanto desvelo
¡Y a qué no quedáis tan mal!

Bien sencillo es el modelo / Lo mismo la maniobra
¿Y qué haréis con lo que sobra?
¿Lo que sobra? Es el consuelo.

Se guarda, si hay hermandad / Y si hubiera no lo espero
Alguna necesidad.
Que al no haber partes, no hay un pero
Y sí generosidad.

El diecisiete no es par / Y además son demasiadas.
Las Castillas separadas
Y  dejadas  sin la  mar.

Lo mismo pasa con Rioja / o Murcia tristona y  coja.
Mientras sigue Cataluña
Con su bandera que empuña
Con ganas de competir
Y echar un pulso a la roja.

Pues…¡ Vamos a ver! ¡Qué escoja! / O quedarse como Andorra
Y perder notoriedad
O estar libre y que bien corra
Por  la España federal
0 mandar gente ¡a la  porra!
España Comunidad.


lunes, 1 de febrero de 2016

El collar de perlas y las matemáticas



La ecuación de primer grado que planteamos a continuación, puede ser la solución del siguiente problema, que se puede encontrar en cualquier libro de 2º o 3º de ESO:
Carlitos va a visitar a sus abuelos (hoy, sería a su abuelo y a su abuela y tal vez, con la horrorosa @, a sus abuel@s), que le dan una propina. Carlitos se gasta la quinta parte en tomar un café con churos con un amigo, la tercera parte en un libro juvenil, la sexta parte en recargar el móvil y la décima parte en un boleto para una rifa benéfica. Si le sobran 6 euros, ¿Cuánto dinero le dieron sus abuelos?
Pues bien, este problema no lo he tomado de un libro de matemáticas, de la ESO, sino de un libro del genial jesuita Carlos, González Vallés. El libro se titula “No temas” y es de la editorial  “Sal Terrae”. Naturalmente el enunciado es distinto; pero antes, vamos a comentar lo que dice el libro entre las páginas 79 y 85:
Cuando yo era joven, un venerable y anciano sacerdote que era una autoridad internacional en derecho canónico y teología moral visitó nuestra casa… fuimos invitados a visitarle y yo también fui… Entré en su habitación y me senté frente a él, con una mesa de por medio… Comenzó a hablar y sin mayores preámbulos, habló de sexo, durante veinte minutos que duró la entrevista. Yo no había abierto la boca… tenía preparadas dos preguntas sobre moral, pero… no estaba preparado en absoluto para aquella descarada ofensiva contar mi joven timidez
Así eran aquellos tiempos, sigue más adelante el P. Carlos: “La obsesión por el sexo era general y se alimentaba de nuestros peores instintos: vergüenza timidez y miedo. No puedo menos de sospechar que en las manos de algunos directores espirituales… el sexo era, consciente o inconscientemente, un instrumento para manipular a almas dóciles y hacer que se sometieran al estatuto vigente… Nos hicieron sentirnos enfermos, para que el hospital estuviera lleno…
Yo aunque soy unos veinte años más joven que el P. Vallés, también viví, esta época.
Muchos tal vez no sepan que el P. Carlos G. Vallés ha sido profesor de matemáticas en la india, ha traducido varios libros de esta materia al dialecto indio en la Universidad en donde daba clases. Es una persona muy querida y tiene varios premios. Tiene una página que renovaba cada 15 días y que está disponible en la red. Yo hace tiempo, cuando daba clase, lo seguía y alguna vez le he mandado algún correo electrónico, que me ha contestado siempre. Sus libros, no son profundos; pero los lees como si estuvieras hablando con un amigo.
Pues bien, al hilo de lo que empecé a contar, en este capítulo, que por cierto se titula, “Las matemáticas y el sexo”, cuenta la historia de un matemático indio, Bhaskarcharya, que a principios del siglo XII escribió una obra, titulada “Lilávati”, libro sorprendentemente poético y escrito en verso. Lila significa, en sánscrito, “Juego, pasatiempo” y se usa incluso para describir el divino juego de la creación. Este libro fue escrito para consolar a su desgraciada hija, que por “un lamentable accidente”, tuvo que quedarse virgen, ya que “Se estaban preparando las ceremonias de su boda, y el detalle más importante, que consistía en calcular con exactitud el único momento en que el gesto sacramental de “juntarse las manos”, había de tener lugar, quedó en manos de su padre, que quiso hacerlo de forma acorde a su reputación”.
Para ello hizo un agujero en una hoja de loto, la depositó en un estanque y calculó el momento en que entrando el agua por  el agujero, la hoja se hundiera; pero pasó el tiempo y la hoja no se hundía… la conjunción estelar, pasó y la hija quedaría virgen para siempre. Averiguaron que había ocurrido y es que una perla se había desprendido del vestido de la novia y había obturado el agujero…
¿Por qué Vallés cuenta esta historia?, porque en aquella época por lo menos, en la India, el sexo era algo normal, como puede ser por ejemplo la comida, algo que no “traumatizaba” ni te hacía “arder en el infierno, por un solo pecado mortal”. Hoy día las cosas han cambiado; pero no han mejorado. El sexo, ya no es tabú, se ha trivializado; pero el péndulo se ha desbocado hacia la otra parte. Tan malo es esto como lo de aquellos años de puritanismo. Además imagínense,  que el enunciado del problema, se le ocurriera dictarlo a un profesor o que viniera en un libro de texto, tal como lo enunció Bhaskaracharya: “Mientras una cortesana le está haciendo el amor a un amante, se le rompe el collar de perlas que lleva. Una quinta parte de las perlas cae sobre la cama, una tercera parte al suelo, una sexta parte queda en su cuerpo, y una décima parte en las manos de su amante. Si aún quedan seis perlas enhebradas en el collar, ¿Cuántas perlas tenía el collar?”… Pues que el profesor saldría en el telediario y sería tildado de “pederasta” o que se yo… Y a la editorial del libro de texto la perseguiría el tribunal de lo “políticamente correcto”. Tal vez los tiempos no hayan cambiado tanto… digo yo.
Hay varias páginas sobre Bhaskaracharya, aunque están en inglés. He encontrado esta en Wikipedia, que cuenta la leyenda anterior, con ligeras variantes.
Pongo aquí la biografía del P. Carlos: